Slider

Tres de cada 10 empresas ya usan IA, pero sufren para conseguir personal

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Según un estudio financiado por el BID, ocho de cada 10 empresas (79%) han tenido dificultades para llenar sus vacantes de profesionales con competencias digitales este año. Pese a ello, se han contratado 2942 expertos en tecnologías que ayuden a concretar la transformación digital corporativa. 

La escasez de talento experto en las últimas tecnologías es una de las principales problemáticas que enfrentan las empresas que están abocadas en concretar su transformación digital. Al principio era una sospecha, algo que se intuía, pero ya ha sido comprobado por el reciente estudio “Talento digital en el Perú 2022”, realizado por Es Hoy en alianza con el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) y MIDE Development.  

De acuerdo a las encuestas aplicadas entre el 31 de marzo y el 20 de mayo del 2022, casi ocho de cada 10 empresas (79%) han tenido dificultades para llenar sus vacantes digitales recientemente. A pesar de estas limitaciones, se ha logrado contratar un número importante de trabajadores en ocupaciones digitales: 2942 en total.  

Según los autores del estudio, la aceleración en los procesos de transformación digital debido a la pandemia de la Covid-19 ha generado una alta demanda de trabajadores con habilidades digitales, de los cuales carecemos debido a las limitaciones educativas propias de la región. “Este potencial desbalance entre la demanda y la oferta de habilidades digitales podría ralentizar el proceso de transformación digital e imposibilitar que los países y sus empresas puedan sacarle provecho”, sostuvieron. 

El estudio establece que un 96,7% de las empresas grandes consideran que completaron su transformación digital. El 77% de las encuestadas informó que adoptó en sus procesos productivos alguna nueva tecnología, tales como servicios avanzados de redes, inteligencia artificial, robótica avanzada, transporte autónomo, manufactura avanzada e impresión en 3D. Las tecnologías más usadas por las empresas son los servicios avanzados en redes que incluyen computación en la nube y big data (75%) e inteligencia artificial/aprendizaje automático (37%).  En menor medida se optó por robótica avanzada (11,7%), producción con impresión en 3D (3,3%) y transporte autónomo (3,3%). 

Para atender estos adelantos, se contrató 2942 especialistas, de los cuales un 31,1% eran para el desarrollo de soluciones, 30,1% para el diseño y 11,7% para el control de la calidad en dichos desarrollos. Para atender las soluciones de Big Data fueron un 8,7% de las contrataciones, 4,6% para control de la seguridad y 3,2% para marketing digital. 

Sin embargo, los entrevistados aceptan que las dificultades para encontrar colaboradores con habilidades digitales en varios casos paralizaron o frenaron los procesos de transformación tecnológica en el último año. El 35% de sus trabajadores no cuentan con las capacidades digitales necesarias para realizar sus funciones, dijeron, y en muchos casos, ante la falta de oportunidades de capacitación o de profesionales ya capacitados, se han visto en la necesidad de cubrir las vacantes importando talento de otros países. 

Desde Colectivo23 comentaron en América Economía que no se puede esperar a que las universidades o institutos adapten sus currículos a la velocidad del mercado ni apalancarse únicamente en importar talento de la región. Lo que hace falta, señalaron, es empezar a invertir en capacitar al talento peruano en los lenguajes más demandados (SQL, Python, Java), y a la vez, apostar por talento que sea autodidacta o que haya llevado una formación corta en formato bootcamp. Esto implica romper paradigmas e identificar nuevas instituciones educativas que operan fuera de los parámetros formales de educación superior. 

Los autores del estudio concluyeron que, para beneficiarse de las ventajas de la transformación digital, es necesario diseñar e implementar políticas públicas y privadas que permitan incrementar rápidamente el nivel de habilidades digitales de la fuerza laboral. Para ello es importante incrementar la oferta de programas de formación en habilidades digitales, tanto básicas como avanzados. Unido a ello se debe facilitar el acceso a dichos programas a las empresas y sus trabajadores, considerando las limitaciones que pueden encontrar.  

Además, recomendaron mejorar la cobertura efectiva de programas públicos que entreguen información sobre nuevas tecnologías o asistencia técnica para su uso, o apoyen financieramente a las empresas para sus procesos de transformación digital o formación de trabajadores. Generar más información sobre el estado de la transformación digital en las empresas y la demanda de talento digital en el país para visibilizar avances y limitaciones también sería útil, refirieron.