Slider

Osiptel queda a cargo de vicepresidente de directorio

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Rafael Muente culminó su mandato el 14 de abril. Como todavía no se ha nombrado de forma oficial ningún ganador del concurso público, asumió el mando el vicepresidente de directorio, Jesús Guillén Marroquín. 

En febrero se inició el concurso para elegir a quien dirigirá el Osiptel durante los próximos cinco años. El proceso, sin embargo, fue cuestionado por tres finalistas de la etapa de entrevistas y no se ha nombrado a un ganador de forma oficial. Dado que el mandato del último presidente culminó el pasado 14 de abril, el cargo ha sido asumido en forma interina por el vicepresidente de directorio, Jesús Guillén Marroquín, hasta que se nombre un sucesor.  

Rafael Muente Schwarz, fue elegido presidente del Consejo Directivo del Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel), en julio del 2017, luego del respectivo concurso público. Fue designado mediante R.S. Nº 102-2017-PCM y su mandato de cinco años venció en febrero del 2022. Según la normativa vigente, en caso no se realice la designación del nuevo presidente antes del vencimiento del periodo, éste se mantendrá en sus funciones hasta por un plazo máximo de 60 días calendario adicionales. Desde Osiptel confirmaron que dicho plazo culminó el 14 de abril del 2022. 

El concurso consta de tres etapas, las cuales culminaron el 23 de marzo. El comité seleccionador elige a diez postulantes aptos según una evaluación curricular. Luego viene una evaluación escrita en la que se seleccionan máximo cinco candidatos. Finalmente hay una entrevista personal de la cual se toma a los tres mejores puntajes y dicha terna es remitida al presidente del país para que elija a la nueva cabeza del citado órgano regulador.  

En esta oportunidad Rafael Muente postuló para la reelección y pasó las tres etapas de evaluación, quedando como el que mejor puntaje obtuvo de la entrevista. La comisión dio por concluida la etapa de evaluación del concurso público y puso a consideración del despacho del presidente del Consejo de Ministros al postulante seleccionado, quien debería remitirla al presidente Pedro Castillo para que decida.  

Sin embargo, su nombramiento oficial como ganador no se ha producido porque el proceso ha sido cuestionado por los otros finalistas de la etapa de entrevistas: Martha Carolina Linares Barrantes, Raúl Marco García Loli y Alex José Chávez Ramírez. Ellos remitieron una carta al premier Aníbal Torres denunciando presuntas irregularidades y pidiendo la nulidad del mismo.  

En la carta señalaron que se ha incumplido el reglamento del concurso porque la Comisión de Selección debió poner a consideración del despacho del premier la lista de dos o tres postulantes seleccionados por haber obtenido el mayor puntaje. Raúl García Loli, uno de los postulantes, explicó que el objetivo de la norma es darle alternativas al jefe de Estado para poder elegir. Brindarle una sola alternativa es una forma de restarle libertad a su decisión y direccionar el nombramiento, dijo.  

La comisión informó que Rafael Muente era el único que aprobó la entrevista, pero Loli comentó que en la etapa de entrevistas no se establece un puntaje mínimo, algo que sí se contempla en la evaluación curricular y la prueba escrita. La comisión debió informar quienes eran los tres mejores de la entrevista, no pasar solo un nombre, remarcó.  

Martha Carolina Linares remarcó que este proceso debe declararse nulo por las irregularidades denunciadas y la comisión que realizó el proceso no debe continuar, no solo porque ellos mismos declararon que ya culminó su labor, sino porque las quejas son contra ellos por no respetar el reglamento existente.  

El concurso no puede declararse desierto, aclaró, como ha sucedido en otras oportunidades antes, porque eso solo aplica cuando nadie cumple con pasar las evaluaciones respectivas. Aquí sí hubo candidatos aprobados en cada una de las etapas. Si se declarara desierto la misma comisión tendría el encargo de volver a convocar un nuevo concurso, advirtió.   

Presidente interino 

Mientras la PCM se pronuncia, elige a un nuevo comité y se convoca a un nuevo concurso público, el cargo es asumido en forma interina por el vicepresidente, tal como ha ocurrido ya en oportunidades anteriores. En esta ocasión el vicepresidente que asumió el mando el pasado 15 de abril es Jesús Guillén Marroquín, según informó el área de prensa del Osiptel, y se mantendrá como jefe del regulador hasta que se realice la designación del titular. 

Guillén es doctor en economía y cuenta con 20 años de experiencia en la promoción y gestión de proyectos de inversión en infraestructura. Entre 1998 y 2000 trabajó como jefe de proyectos en COPRI, luego fue gerente del FITEL (2003-2007) y de ahí pasó a ser el jefe de Proyectos de Telecomunicaciones de ProInversión. Desde ese puesto tuvo bajo su responsabilidad proyectos como el de la Red Dorsal y las licitaciones de espectro móvil para las redes 4G, en el 2016. 

Jesús Guillén ahora tendrá que tomar algunas decisiones importantes para el sector, como firmar la resolución que determine el cargo de interconexión móvil anual, el cual ya toca volver a reducir para beneficio de los usuarios. Osiptel informó que esto se concretará en los primeros días de mayo, pues el informe y la respectiva evaluación técnica de la propuesta ya está casi lista.