Slider

KPMG: Tecnología es clave para reducir huella de carbono minera

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Estudio elaborado por la consultora revela que, para el 87% de los ejecutivos del sector minero, la adopción de nuevas tecnologías en sus procesos es una forma importante de reducir la huella de carbono. Más de la mitad de los empresarios de Latinoamérica confía en que la innovación tecnológica cumplirá una labor sustancial en ese proceso.

De acuerdo al estudio “Global Mining Outlook 2022” de KPMG International, en el sector minero se confía en que el proceso de descarbonización, necesario para contrarrestar el cambio climático, tiene como aliada a la innovación tecnológica. 

Para el 87% de los ejecutivos del sector minero que participaron en la última encuesta global de KPMG International, la adopción de nuevas tecnologías en sus procesos es una forma importante de reducir la huella de carbono.  

Casi la mitad de los empresarios a nivel global (46%) y más de la mitad de los latinoamericanos (56%) dijo que la innovación tecnológica será una fuente de disrupción en la industria durante los próximos tres años. Y el 85% de los latinos aseguró que están decididos a aprovecharla. 

La encuesta también señaló que el 60% de los empresarios mineros peruanos esperan una gran disrupción en el sector en los próximos tres años como resultado de innovación tecnológica y de la aplicación del gobierno ambiental, social y corporativo [ESG, por sus siglas en inglés]. En Argentina la cifra baja a 50% y en Chile 43%, mientras que en Bolivia sube al 100%.   

El EGS de las mineras es considerado por un 72% de los ejecutivos a nivel global y el 68% de sus pares latinoamericanos como la fuente de disrupción en su industria. Los problemas relacionados con el cambio climático y todos los aspectos ligados al ESG están replanteando las prioridades corporativas en la minería, remarcaron. 

Para los analistas de KPMG, es llamativo que este año los efectos de la Covid-19 desaparecieran de los 10 principales riesgos identificados por los ejecutivos a nivel global. Eso demostraría que la industria minera se está adaptando a la “nueva normalidad” y la mayoría no lo considera una amenaza inminente, como un par de años atrás. 

“El riesgo está más relacionado con la volatilidad de los precios, con algunas fluctuaciones marcadas en los últimos tiempos que desafían los sistemas de comercio establecidos de LME (London Metal Exchange) y con la suspensión temporal del comercio de níquel como resultado. La inestabilidad política, la nacionalización y la amenaza de un conflicto comercial mundial también se han convertido en factores de primera línea”, advirtió Trevor Hart, director global de Minería KPMG International.   

Explicó que hoy las mineras buscan satisfacer una demanda creciente con una cadena de suministro que logre el desafío de entregar rápidamente los materiales que el mundo necesita de una manera óptima. “En mi opinión, la transparencia y el compromiso de alta calidad serán fundamentales. Para aquellos que lo hagan bien, las recompensas serán significativas”, remarcó.  

Las perspectivas del sector fueron positivas pese a todo el contexto global. El 62% de los encuestados a nivel mundial y el 54% de los latinoamericanos dijo confiar en las perspectivas de crecimiento de sus organizaciones para los próximos dos años. En el Perú un 50% estaba confiado a inicios de año sobre las perspectivas del sector para los próximos 12 meses.   

En cuanto al objetivo de lograr una reducción de carbono del 30% para el 2030, los empresarios consideraron necesario utilizar más energías renovables en las minas. Llevar energía solar o eólica a las explotaciones, permitiría reducir sus altas emisiones de carbono, además de otras eficiencias en la producción, comentaron.  

Si los equipos y camiones mineros pudieran funcionar con baterías eléctricas (o hidrógeno, como se está probando en Australia), en lugar de diesel o gasolina (provenientes de combustibles fósiles), las ganancias de carbono podrían ser significativas, refirieron los analistas. Pero es un cambio a largo plazo, que tomará tiempo irlo concretando. 

Katherine Wetmore, de KPMG en Canadá, señaló que la industria sabe que la tecnología puede ayudarlo a enfrentar sus desafíos ambientales, pero debe asegurarse el talento que lo haga posible. Se necesitan soluciones tecnológicas que minimicen la perturbación del suelo y el impacto en los ecosistemas de flora, fauna y vida silvestre, remarcó.  

En varios países, explicó, la tecnología está ayudando a las empresas mineras a ser más eficientes y reducir costos. Ya se usan drones e IoT (Internet de las Cosas) en las excavaciones, además de sensores especiales con el fin de mejorar la productividad. La tecnología también se aprovecha para crear flujos de datos en tiempo real que permitan una toma de decisiones más informada. Y se está estudiando construir redes 5G cerradas en sitios mineros, comentó.    

 “Las empresas mineras no son bien conocidas como disruptivas tecnológicas. Pero ahora hay un mandato para invertir más en tecnología para encontrar soluciones a los desafíos de hoy, desde ESG hasta productividad y formas de reducir costos”, refirió Manuel Fernandes, de KPMG Brasil. 

eBIZ en Perumin
Perumín vuelve a celebrarse de manera presencial entre el 26 y 30 de setiembre en el Centro de Convenciones Cerro Juli, de Arequipa. eBIZ, proveedor de soluciones que permiten liberar el potencial de la cadena de suministro, está presente en el stand 456 del pabellón 4 de la Exhibición Tecnológica Minera (Extemin), en donde se pueden conocer todas sus soluciones para la transformación digital de las cadenas de suministro.