Slider

IoT, 5G y Fintech serán tendencia en el 2021, según GSMA

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Con la pandemia, se ha generado una mayor demanda de Internet en el continente. El tráfico de datos se ha elevado en promedio un 25% y el grueso de compañías ha iniciado su transformación digital. El 2020 se dio un punto de inflexión y se inició el camino al cambio que se consolidará en el 2021. En ese contexto, la asociación GSMA advierte sobre la necesidad de infraestructura adecuada para soportar esas nuevas industrias 4.0. 

Durante el GSMA Thrive Latin America [*], se presentó el reporte “La Economía Móvil en América Latina 2020”. En él se establece que para fines del presente año América Latina tendrá 360 millones de personas conectadas a Internet móvil, lo que representa el 57% de la población. Pero aun existirán otros 300 millones que no podrán conectarse, en la mayoría de casos, por falta de recursos económicos. Solo el 7% de la población de la región no accede al servicio porque vive en zonas sin cobertura de señal. 

En las diversas ponencias se desertó sobre cuál es el camino para reducir esta brecha, lograr mayor acceso del grueso de la población y mejor calidad de servicios que permitan poder soportar los desafíos que generan entrar en la era de las Industrias 4.0 y el uso de 5G. Los operadores pidieron una regulación moderna, equilibrada y flexible, que fomente un ambiente de sana competencia. La pandemia les ha abierto los ojos a las empresas de la necesidad de contar con un buen servicio de Internet para poder ser productivos, competitivos y salir del subdesarrollo digital, remarcaron.

El anhelado 5G 

En el 2021, expusieron, una de las tendencias principales será el uso, prueba e instalación de las redes 5G para poder soportar las nuevas necesidades que genera el amplio uso de IoT (objetos interconectados). En el mundo se desplegarán estas redes para beneficio de la manufactura, la minería y diversos servicios públicos, quienes requerirán a los operadores telecom soluciones personalizadas. Latinoamérica les seguirá los pasos.

El grueso del mercado todavía será 4G, advierten los analistas de GSMA, pero el crecimiento será sostenido en torno a 5G. Se estima que al cierre del 2020 el 55% de América Latina habrá adoptado 4G, mientras que en América del Norte ya están en un 90%. Para el 2025 la adopción de 4G estará en el 67% de nuestra región y el 5G en el 9%, con 62 millones de conexiones.

Según GSMA, en el Perú cerramos el 2019 con un 41% de 3G y 37% de 4G. Para el 2025 la penetración de 4G habrá pasado a un 73% y 5G ya estará en un 6%. Los operadores ya han hecho pruebas del servicio y se están planeando las inversiones para montar esta nueva red, para lo cual se requiere la adjudicación de espectro.

El reporte de GSMA destaca la importancia de que ya se estén realizando las primeras subastas de espectro 5G en la región. “Se debe asegurar que este recurso esté disponible en el momento oportuno, en cantidad suficiente y a precios razonables para no inhibir las inversiones”, señalan.  La recomendación es poner a disposición entre 80 y 100 MHz de espectro por operador en bandas medias (3,5 GHz) y alrededor de 1 GHz en bandas altas (26 GHz).  

“El costo del espectro no se explica por oferta y demanda de la región”, alertó Pau Castells, director de análisis económico de GSMA. Las subastas deben dejar de darse con un interés recaudador, fuente de ingresos para los Estados. Tampoco deben ser tratadas como un lujo, sino como una necesidad cotidiana de toda la población, remarcaron. La regulación ha de diseñarse atendiendo a largo plazo, pensando en los desafíos futuros, permitiendo la innovación y facilitando la reducción de la brecha digital, centrándose en la inclusión digital y no en maximizar ingresos, indicaron.  

A su turno Mauricio Ramos, CEO de Millicom [Tigo], recalcó que con el Covid-19 se generó una contracción de la economía regional en 9% que requerirá de una continua inversión de los grandes grupos para poder reactivarse. En el caso de las telecom, se necesita un plan regulatorio que promueva la colaboración público-privada y la estabilidad para ayudar a planear inversiones a largo plazo, sobre todo por el desafío que genera montar la red 5G. “¿Cómo hacemos para convencer a los inversionistas internacionales?”, se preguntó tras resaltar que solo será posible mejorar las redes si la industria es capaz de convencer a los inversores internacionales sobre lo atractivas y rentables que son las telecomunicaciones.   

Mayor demanda de datos

La inversión por parte de los operadores es necesaria para dar soportar ese tráfico creciente que se quintuplicará en cinco años: pasaremos en la región de 4,7 gigas por suscriptor al mes en el 2019 a 23,9 gigas para el 2025. Este mayor consumo de datos lo generará la mayor adopción corporativa y el creciente uso de los objetos interconectados (IoT), pero también la del usuario final a través de smartphone, según el reporte de GSMA. 

El mercado IoT, citaron, también tendrá un crecimiento sustancial. Se pasará de 624 millones de conexiones el 2019 a 1.200 millones para 2025 en la región, impulsado sobre todo por el segmento empresarial (crecerá 18% al año) con soluciones inteligentes en el sector construcción y manufactura. En algunas ciudades, como Buenos Aires, Medellín o Santiago ya se están implementado soluciones de alta tecnología automotriz o bioenergética.   

Un factor clave que definirá el panorama de la IoT en América Latina, señala el reporte, son las inversiones y la innovación en las soluciones y los dispositivos que aborden casos de uso locales, como lo demuestra el ecosistema de start-ups de IoT, que se expande rápidamente en toda la región bajo el amparo de los operadores, como en el caso de Wayra, de Telefónica. 

Otra tendencia fuerte será el crecimiento y adopción de las Fintech, que vienen triplicando financiamientos, informaron. La baja bancarización (51% en la región) sumada a la necesidad de comprar en línea y reducir el traslado o contacto personal ha llevado a generar demanda de soluciones móviles financieras independientes de los bancos. Los operadores móviles, además de darles conectividad, están ya explorando la posibilidad de incluso invertir directamente en ellos.     

*[GSMA Thrive Latin America: Evento virtual que del 1 al 3 de diciembre reunió a los formuladores de políticas, líderes digitales e innovadores de América Latina].