Slider

Factoring tomará mayor impulso con la publicación del reglamento del DU Nº 013-2020

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

El panorama del factoring  para el 2021 es positivo no solo por el rebote económico previsto, sino porque entraría en vigencia el Decreto de Urgencia Nº 013-2020 , que fue publicado por el Estado el 23 de enero del 2020. Para su ejecución solo falta la publicación del reglamento, el cual estaría listo en breve.

Según Luis Miguel Terrones, secretario general de APEFAC, el citado reglamento debería ser publicado en las siguientes semanas. La responsabilidad del mismo está en manos de Produce y el MEF, pero requería del desarrollo tecnológico de SUNAT, lo cual recién fue culminado y presentado el pasado 2 de diciembre.

Luego de la publicación del reglamento, explica, vendrá una etapa para las adecuaciones y la medición de los resultados. Es por eso que se estima que la norma debe estar ya operando al cierre del primer trimestre del 2021.

¿Qué beneficios ofrece el DU Nº 013-2020?

El objetivo del DU 013-2020 fue promocionar el acceso al financiamiento mediante las facturas e impulsar el desarrollo productivo y empresarial con instrumentos de servicios no financieros, como el factoring. En esencia brinda incentivos tributarios a las empresas para que acepten la negociación de facturas, precisa Ruth Flores, asistente financiero de Digital Factoring.

El citado decreto lo que establece es mejoras a la Ley de Factoring (Ley N° 29623). Según Apefac, la norma reduce el plazo de disconformidad de la factura a 8 días calendario, disminuye las razones de disconformidad a solo tres factores y establece la publicación de la lista de empresas que bloqueen la libre negociación de facturas. Asimismo, la disconformidad de la factura genera la imposibilidad de uso del crédito fiscal por parte del deudor.

Luis Miguel Terrones explica que esta norma otorga más poder de negociación al emisor de las facturas. La Ley N° 29623 existe desde el 2016, aclara, pero hay empresas renombradas que impiden a sus proveedores descontar facturas o les comandan trabajar solo con algunos operadores en particular, quitándoles la libertad de elección. Incluso en ocasiones “establecen prácticas sistemáticas de disconformidad de la factura (alegan diferencias en los plazos, los montos, la validación del servicio)”, destaca.  

Con esta norma se beneficia a las pequeñas y medianas empresas, principales usuarias de esta forma de financiamiento, recalca Terrones, al permitirles negociar libremente.  No solo facilita y agiliza la negociación de facturas por medio de las facilidades operativas, sino que sanciona a las empresas que nieguen la negociación de facturas a sus proveedores y permite corroborar en una plataforma quiénes no cumplen con pagar facturas en las fechas acordadas, complementa Ruth Flores.

Produce será el encargado de tener identificados tanto a los buenos deudores que cumplen con buenas prácticas favoreciendo el factoring (un sello MYPE) como aquellos que ponen trabas al mismo, incluyendo aplicación de multas para quienes vayan sistemáticamente contra la Ley, añade Terrones.

“La norma en su balance es positiva y hay que reconocer el esfuerzo de PRODUCE, MEF y SUNAT que amplía la oferta de financiamiento para muchas empresas que hoy no tienen posibilidad de un crédito bancario, o en su defecto usan créditos informales pagando altas tasas de interés ”, remarca.

Otras medidas de apoyo

El DU 013-2020 también incluye otras medidas complementarias al factoring para impulsar al pequeño empresario, como el destinar fondos de S / 70 millones con agentes privados y públicos para el financiamiento de las mipymes. A través de la norma, y ​​su respectivo reglamento publicado la semana pasada, se crea el Fondo de Capital para Emprendimientos Innovadores (FCEI). Su misión es impulsar el desarrollo del mercado de financiamiento de capital para startups que se encuentran en la etapa de consolidación.

El ministro de Economía y Finanzas, Waldo Mendoza, informó a la prensa la semana pasada que la medida amplía la oferta disponible de financiamiento para más de 100 startups en sectores como Fintech, agricultura, educación, salud, minería, comercio online, logística y transporte, tecnologías de la información. Resaltó que no solo cierra la brecha de financiamiento, sino que incorpora la transferencia de capital inteligente, es decir conocimiento, experiencia, contactos, mejores prácticas, etc.

El Ejecutivo también ha dictado en el presente año el DU 040-2020, el cual brinda recursos a las empresas de factoring para garantías y financiamiento, permitiendo la no ruptura de la cadena de pagos. Esto ayuda a que los inversionistas continúen apostando por invertir en operaciones de factoring y permite a las empresas que brindan estos servicios tienen acceso a capital para operar, complementa la asociación. Lo que está pendiente es la publicación del manual operativo de la línea de crédito, que también esperan esté listo pronto.

¿Qué es el factoring?  

Es una alternativa de financiamiento ideal para la pequeña y mediana empresa. Las empresas que brindan el servicio de factoring le pagan de inmediato a la pyme el importe de aquellas facturas pendientes de pago (a cobrarse en 30, 60, 90 o 120 días) y, por una comisión, se encargan de cobrarlas luego a los proveedores , en el plazo previsto.  

¿Cuál es el rol de eBIZ en el proceso?

EBIZ brinda a las empresas una plataforma de B2M en la que pueden solicitar el pago anticipado de sus facturas sin un crédito bancario. En esta plataforma se tienen los compradores, los proveedores (quien emite la factura) y las entidades financieras. Se puede hacer simulaciones de factoring antes de solicitarlo.