Slider

En la ruta del Sol digital

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Con el reciente anuncio del presidente del BCRP, Julio Velarde, el Perú se une oficialmente a la revolución financiera del siglo. El dinero digital ya está en nuestra agenda.

La semana pasada, en CADE, el presidente del Banco Central de Reservas del Perú, Julio Velarde, dijo que está trabajando con varios bancos centrales en el mundo en una moneda digital para un sistema financiero de pagos. Su anunció llegó poco después de que Chile revelara su plan de sacar adelante el e-peso y se sometiera a un encendido debate sobre los beneficios y riesgos que se relacionan al dinero virtual.

Ambos pronunciamientos siguen una tendencia global y surgen tras conocerse que el Banco Central Europeo aprobó la emisión del euro digital. Los responsables de la moneda revelaron que el plan es tener listo un prototipo de la nueva divisa virtual para mediados de 2023 y ponerlo operativo en el 2026.

Los europeos no son los únicos ni los más avanzados. Según declaró al diario El País Carlos Ruiz, director de Estudios del Instituto de Estudios Económicos (IEE), el 80% de los bancos centrales que emite moneda de curso legal está estudiando proyectos similares al europeo.

Velarde mencionó que Perú viene trabajando en una moneda digital con países como la India, Singapur y Hong Kong. Se trata de un proyecto que puede tomar una década. Pero hay otras naciones asiáticas mucho más avanzadas y una ya tiene una moneda circulando en viarias ciudades del oriente. Nos referimos a China.

Según informó la BBC, el gobierno chino comenzó a investigar sobre la digitalización de su moneda en 2014, aunque no fue sino hasta 2017 que se aprobó un programa de desarrollo de la divisa.

El yuan digital ya se utiliza en varias ciudades del país, incluida su capital Pekin, a través del Banco Popular de China (PBOC, por sus siglas en inglés). El piloto inicial ha sido satifactorio, razón por la cual lo están ampliando a más regiones.

“Las pruebas demostraron que el mecanismo de emisión y distribución del yuan digital —también llamado e-CNY—, es compatible con el sistema financiero existente”, recalcaron. Las transacciones son más seguras, los pagos internacionales más rápidos y resultan más baratos que usando el dinero físico, añadieron. Además está controlado por el Banco Central de China, el encargado de emitir el nuevo dinero electrónico.

No serán como el Bitcoin

Los expertos remarcaron que, a diferencia de las criptomonedas u otro tipo de dinero virtual utilizado por la banca comercial hasta ahora, la moneda digital china tiene su equivalente en el mundo real: está respaldada por dinero físico.

En el caso de Europa también se ha marcado bien la diferencia que tendrán con las criptomonedas. Estas últimas son expedidas de forma descentralizada por privados y su valor depende de factores de intercambio, no de aspectos regulatorios. Esta volatilidad del bitcoin y similares ( existen cerca de 6000) hace muy difícil que sean usada como divisa oficial de un país. La semejanza puede estar en el plano tecnológico: el uso del blockchain.

En Chile, segun informó La Tercera, se ve con buenos ojos que sea una institución respetable como el Banco Central quien estudie sacar una moneda digital, tal como está sucediendo en Francia, Rusia o Australia. La reciente pandemia ha marcado un giro hacia los pagos digitales y dejo en evidencia que la tendencia es ir dejando el efectivo y quien no se acople a ello estará desfasado o extinto.

Expectativa positiva

En el Perú el anuncio también ha sido recibido con agrado. Erick Iriarte, CEO de eBIZ, calificó de positivo el cambio de postura de los Bancos Centrales en torno a la tecnología que permite tener divisas virtuales. Antes se hablaba de no fomentar a las criptomonedas en general, recordó, pero ahora ya están abiertos a experimentar con monedas que tengan respaldo en las reservas.

En el país, en los últimos 5 años la popularidad de las criptodivisas ha ido aumentando al punto de convertir al Perú, según un reporte de Statista Global Consumer Survey, en el líder de Sudamérica en porcentaje de usuarios de criptomonedas (16%).

“Se estima que sólo en los primeros dos meses del año se realizaron transacciones por US $16 millones, lo que supera el total del año 2020. Los criptoactivos como Bircoin, Ether, Litecoin o Dogecoin tienen un precio de compra que van desde los US $0,63 hasta los US $3,19 y han resultado muy atractivas entre los inversionistas peruanos”, indicó Diego Poblete, gerente general de Inversión Simple, a El Economista.

Omar Azañedo, director de Noncash, destacó que si bien el mercado local de pagos digitales es aun insipiente, la tendencia es clara: el uso de efectivo será cada vez menor. El anuncio es una buena señal que nos muestra un real deseo de facilitar el sistema de pagos y la banca digital, comentó. “No es una realidad aun, no hay la regulación, pero tenemos la meta clara”, dijo.

Los especialistas locales saben que no vamos a ser los primeros de la región en tener divisas digitales porque no tenemos los recursos para afrontar los riesgos de la innovación, pero les ha quedado claro que no nos vamos a quedar atrás y ya vamos al mismo nivel de avance que nuestros pares en el continente. Si bien México y Brasil van a la delantera, no estamos desfasados: el sol digital ya está en la mira.