Slider

“El 93% de los peruanos utilizó al menos una nueva forma de pago digital el 2021” – Gianfranco Polastri, gerente general de Mastercard

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Ante el creciente cambio de hábitos en las formas de pago experimentado en nuestro país, Mastercard ha optado por ubicar en Perú la sede del hub latinoamericano para la gestión de pagos en tiempo real, el cual está concebido para acompañando los nuevos desarrollos y apalancar las nuevas tendencias, como el open banking o la oferta multi-riel (pagos vía diferentes canales o medios).   

La nueva normalidad impuesta en la sociedad, debido a la pandemia, incluye un uso intensivo de la tecnología para realizar pagos. Desde que llegó la Covid-19 se ha experimentado una disrupción en la industria de pagos que tiende a la disminución del uso del efectivo a cambio de los métodos digitales.  

Gianfranco Polastri, gerente general de Mastercard para Perú y Bolivia informó que han escogido al país como hub latinoamericano para la gestión de pagos en tiempo real. En esta entrevista nos comenta cuáles son las nuevas tendencias de pago imperantes en nuestro mercado y porqué nos escogieron para instalar un hub. 

Entre sus expectativas está, dijo, que el citado centro fomente la inclusión financiera, acelere los tiempos de respuesta para verificaciones de riesgo, facilite la transmisión de remesas y permita hacer operaciones de cuenta a cuenta en tiempo real (con acceso inmediato a los fondos).    

¿Qué motivó la creación del hub para la región?   

El reciente desarrollo del hub en Perú pondrá a nuestro país a la vanguardia de los pagos en tiempo real. La Cámara de Compensación Electrónica (CCE) adquirió una solución de infraestructura de Real Time Payments (RTP) de Mastercard, la cual permitirá a las instituciones financieras que lo conforman modernizar su ecosistema de pagos. En ese sentido, la visión a futuro es de un ecosistema integrado de pagos bancarios y multiriel [varios canales de enlace con el cliente], donde el acceso al dinero y los servicios financieros se dan para facilitar la vida de las personas y estimular la prosperidad de las comunidades globales y el crecimiento de las economías nacionales.  

¿Qué se atenderá exactamente desde este hub?  

El hub consiste en infraestructura y servicios end-to-end asociados que permiten que se realicen transacciones inmediatas y diferidas, habilitando la máxima interoperabilidad al conectar a los jugadores del ecosistema. Dicha infraestructura tiene numerosas ventajas como una mayor confiablidad, pues soporta grandes volúmenes de información e integridad completa en la data, también permite mayor seguridad, con un diseño modular que permite la evolución y el crecimiento con costos y riesgos reducidos, logrando escalar economías con infraestructuras compartidas. También permite obtener liquidez en tiempo real, con un mejor control, evitando picos, y en línea con todas las regulaciones de servicios bancarios. 

¿Es el volumen de transacciones manejado en Perú superior al de otras divisiones?  

La transición a pagos multiriel depende de la madurez del mercado de cada país o región, en relación con la tasa de disminución del efectivo, adopción del comercio electrónico, inclusión financiera, modernización de la infraestructura de pagos y a dónde se encuentran las grandes empresas de tecnología respecto a la prestación de los servicios de pago. Como es lógico, el volumen manejado de transferencias también dependerá del número de habitantes por país, por lo que Brasil y México, en esa línea, encabezan la mayor cantidad de transacciones. Sin embargo, el crecimiento en nuestro país en los últimos años ha sido superlativo. 

¿Cuál es el balance de transacciones atendidas en el país? ¿Cuánto crecieron en pandemia?  

En cuanto a la pandemia tenemos los datos del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP): el volumen de transferencias inmediatas que se procesó cada mes se cuadriplicó de 2020 a 2021. En prepandemia, enero de 2020, se procesaron 580 000. Esta cifra que aumentó a más de 2,8 millones mensuales en enero de 2021, durante la pandemia. 

¿Cómo estamos en la actualidad?  

La CCE ha migrado a la infraestructura de Mastercard, en abril del 2021, implementando un primer cambio en las operaciones programadas. En mayo de este año se ha realizado el segundo cambio en cuanto a las transferencias inmediatas. En ese sentido, solo en el Perú se dan actualmente más de 11 millones de transferencias mensuales.   

 ¿Se podría decir que estamos ya en el mismo ritmo que el resto del mundo? ¿Cuáles son las tendencias imperantes en la región?  

Mastercard ha publicado recientemente el estudio New Payments Index 2022, que evalúa las conductas y preferencias de los consumidores respecto de los métodos de pago digitales y emergentes (nuevas formas de pagar), en el mundo. El estudio concluyó que los consumidores en Latinoamérica y particularmente en el Perú, están adoptando significativamente los pagos digitales y/o emergentes y existe la oportunidad de reforzar la percepción de seguridad para aumentar la confianza. Por lo mismo, las plataformas de pagos globales y los emisores pueden jugar un rol importante en la adopción que satisfaga las principales necesidades de los consumidores.  

¿Qué está pasando con las formas de pago en nuestro país?  

Cada vez más peruanos recurren a la tecnología para realizar sus operaciones financieras. El 93% de los peruanos encuestados [en el reciente informe citado] utilizó al menos una nueva forma de pago digital el año pasado y el 96% está dispuesto a utilizar un método de pago digital el año entrante. Sin embargo, el 52% de los peruanos que participaron en el estudio prioriza la seguridad al elegir un método de pago.  

¿Cuántos años más tendrá el plástico como principal medio de pago en el Perú?  

Cada vez más personas utilizan nuevas formas de pago. El objetivo es reducir la circulación de efectivo y contribuir a aumentar la inclusión financiera en el Perú, haciendo que cada vez más personas tengan la posibilidad de utilizar diferentes formas de pagos y transferencias, con una experiencia de uso fácil y segura. Es decir, aumentar los recursos disponibles para las personas y empresas, haciéndolos partícipes de un ecosistema flexible y ordenado, logrando que tengan una mejor y mayor participación en una economía formal.  

¿Qué tecnologías de pago primarán en el mediano plazo en economías como la peruana y las latinas? 

Los latinoamericanos y peruanos son usuarios activos de métodos de pago digitales como tarjetas sin contacto, código QR, transferencias entre cuentas, criptomonedas, biometría y otros. Desean más flexibilidad para alternar los métodos de pago tradicionales con las tecnologías emergentes, como las criptomonedas, y consideran que la biometría es una alternativa que ofrece el equilibrio justo entre seguridad y conveniencia para sus pagos.  

De la misma manera, el estudio mostró que los latinoamericanos y peruanos consideran que los planes de pago a plazos (sin intereses) también se ven como una herramienta para la gestión de presupuestos, especialmente para pagos grandes y recurrentes, en soluciones como “Compre ahora, pague después” (BNPL, Buy Now Pay Later).  

¿Cómo estamos en adopción los latinos frente a los europeos y los estadounidenses?  

Según el New Payments Index 2022 de Mastercard, en Norteamérica y Europa tienen un progreso cauteloso hacia lo digital. Son “más lentos” en la adopción de los pagos digitales emergentes y fueron menos propensos a utilizar pagos emergentes en el último año. Con respecto a Latinoamérica y el Caribe, los consumidores están más abiertos a los pagos digitales emergentes, mostrando interés por la flexibilidad y por un mayor control de sus pagos. Buscan soluciones de banca abierta para sus pagos y finanzas.