Slider

Balance de primer año: Tendido de fibra en proceso, administración de Pronatel en entredicho

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

En su discurso por Fiestas Patrias, el presidente Pedro Castillo resaltó que más de un millón de peruanos a nivel nacional ya tienen acceso a internet de fibra óptica gracias a los proyectos regionales concebidos como enlaces a la Red Dorsal. Quedan, sin embargo, alrededor de dos millones por conectar para cumplir la meta prevista. A nivel nacional se estima que el 9% de la población aún está desconectada.       

La Red Dorsal se ideó entre 2012 y 2013 con el fin de dar acceso a internet en todas las zonas donde no llegaban los privados, que equivalía a casi el 75% del territorio nacional. En su diseño inicial incluía una troncal – digamos el equivalente al tronco de un árbol – de 13 500 km de fibra óptica que fueron entregados para su montaje y mantenimiento al grupo mexicano Salinas (Azteca). Esta red se unía a 21 proyectos regionales adicionales, los cuales implicaban el tendido de casi 28 mil km de fibra óptica y acercaban el servicio a los habitantes de cada distrito, tal como sucede con las ramas de un árbol.  

La troncal debía estar lista a mediados del 2016. Y así fue. Pero las primeras redes regionales no estuvieron listas en el tiempo previsto, sino que se retrasaron por diversos contratiempos más de tres años. Para 2019, antes de la pandemia, se suponía que todas las comunidades previstas (7360) debían contar con acceso a internet, pero eso no ocurrió y el 2020 nos recibió con la mayor parte de la población vulnerable desconectada. Para tener una idea, recordemos que más de la mitad de centros poblados del país (44 mil por lo menos) son pequeñas comunidades de la sierra y selva que cuenta con muy pocos habitantes y siguen desconectadas. 

Según la encuesta anual Erestel, realizada por Osiptel, ocho de cada diez hogares tenían Internet fijo o móvil (87,7%), un millón más de lo registrado en el 2019 (7,5 millones), antes de la pandemia. En el ámbito rural se pasó de 41,5% antes de la llegada de la Covid-19 a 68,7% al cierre del año pasado. Lima Metropolitana pasó de 92,4% a 95% en el mismo lapso. Pero la mayor parte de conexiones son gracias a los servicios de operadores privados de telefonía móvil. Al 2021, los hogares peruanos con internet fijo pasaron de 2,8 millones en el 2019 a 3,9 millones en el 2021 y las conexiones móviles a internet llegaron a 8,6 millones, casi un millón y medio más que en el 2019 (7,3 millones). 

Solo la iniciativa Internet para todos (IpT) – una empresa creada por Telefónica del Perú, Meta, BID Invest y CAF con el fin de cerrar la brecha digital – ha llevado la señal 4G a las 13 700 comunidades rurales a nivel nacional con 2,5 millones de pobladores en tres años de operación. Además, de los más de 70 mil km de redes de fibra existentes en el país y reportados por el regulador al 2020, la gran mayoría (70%) ha sido desplegada por los operadores privados (Bitel, Movistar, Claro, Internexa, etc.).    

Según informó Pronatel en mayo, en la actualidad tenemos montadas 25 mil estaciones base celulares que llevan el servicio a 1784 distritos y permiten que 27 millones de peruanos accedan a internet desde el móvil. A nivel nacional es el 9% de la población (2,9 millones de personas) ubicados en 63 141 centros poblados, los que no cuenta con cobertura de internet. En las zonas rurales el 88,4% aún están desconectados. Pronatel está atendiendo 2083 centros poblados y el sector privado 2092. El plan, dijeron, es tener un 39% de los centros poblados rurales sin conectividad (8990) cubiertos para el 2026.   

Avances y pendientes      

Durante su presentación ante el Congreso el 28 de Julio, el presidente Pedro Castillo informó que alrededor de un millón de pobladores de 2090 centros poblados de Ayacucho, Huancavelica, Apurímac, Cuzco, Lambayeque, Lima y Loreto se han beneficiado con la continuidad del servicio de acceso a internet. Además, dijo, se inició el servicio de internet satelital en 1026 centros poblados de Amazonas, Loreto, Ucayali y Madre de Dios, beneficiando a 263 000 pobladores. Y en Apurímac, Ayacucho, Cusco y Huancavelica se inició el servicio de acceso a internet de manera libre y gratuita en 223 espacios públicos, lo cual beneficia a un total de 138 mil pobladores. 

Asimismo, destaco que se está impulsando los centros de acceso digital del plan “todos conectados”, los cuales brindarán un millón de becas en Ayacucho, Huancavelica, Apurímac, Lambayeque, Cusco y Lima. Además, se está trabajando junto al Ministerio de Ciencia y Tecnología e Innovación de Argentina un programa de transferencia de tecnología en materia de fabricación satelital con miras a tener un propio sistema cubriendo todo el territorio peruano.  

Valga resaltar que, a la fecha, se tiene 21 proyectos regionales de tendido de fibra óptica encaminados a nivel nacional. En operación y mantenimiento, es decir ya reciben internet, están seis regiones: Lima, Lambayeque, Huancavelica, Cusco, Ayacucho, Apurímac. Todos ellos cubren una extensión de 8972 km de fibra óptica que benefician a 1,03 millones de pobladores de 2011 localidades con 3706 instituciones beneficiadas, de las cuales 2388 son colegios. Esto ha implicado una inversión de US$373 millones (capex), según Pronatel.  

Tenemos en ejecución – aún no entregados, no están listos – 12 proyectos, los cuales implicarán un tendido total de 17.440 km de fibra óptica para beneficiar a 1,68 millones de personas en 3586 localidades con 3865 colegios. El nivel de avance en tendido de fibra es alto – 97,37 % – pero el nivel de poblaciones efectivamente conectadas es bajo: 15,45 % de las localidades, 14,70 % de los colegios y 5,34 % de los pobladores previstos como beneficiarios. Ahí falta tender la última milla. 

En reformulación están los proyectos de Cajamarca, Piura y Tumbes, que implican un tendido de 1577 km de fibra óptica para cubrir 1763 localidades con 2063 colegios y 666,5 mil pobladores. Como se recordará, los contratos para montar dichas obras con Redes Andinas fueron resueltos en mayo del 2019 y hasta la fecha no se ha concretado aun quién será el encargado de culminar la red. Pronatel ha informado que se vienen tomando las acciones necesarias para seleccionarlo a través de un nuevo proceso de promoción. 

En total, se ha previsto que los 21 proyectos regionales brinden conectividad a 3,38 millones de personas en 7360 centros poblados, lo cual incluirá dar acceso al servicio de internet a 8316 colegios, 3824 postas o centros de salud y 546 comisarías. Hasta ahora el avance es de 35,36 % de la población beneficiada (1,19 millones de personas), 34,85 % de las localidades y 35,56 % de los colegios previstos. A nivel del total de inversión prevista (US$$ 1,14 millones de capex) se ha desembolsado el 66,9%.  

El otro gran pendiente de la presente administración, es resolver el tema del mantenimiento de la Red Dorsal. Como se recordará, el contrato con Azteca fue resuelto el año pasado y desde enero de este año la red pasó a la administración temporal de Pronatel (hasta tres años) mientras se define la solución permanente a la forma de manejarla, para lo cual se conformó una comisión que entregará conclusiones en el tercer trimestre del 2022. Se iniciaron tres concursos para elegir el encargado de su mantenimiento temporal, pero ninguno llegó a buen puerto y no habrá nueva convocatoria hasta nuevo aviso.   

Otros anuncios 

Además de referirse a los temas de conectividad, en materias ligadas al sector el presidente Pedro Castillo señaló algunos logros, pero omitió comentar avances medibles en la implementación del Gobierno Digital o la concreción de resultados en el proceso de transformación digital al que deberían estar encaminadas las múltiples dependencias y organismos estatales.

Como logros se limitó a mencionar que:  

  • Se presentó la propuesta de Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, la cual aún no ha sido aun aprobada. Insistirán en que esto se concrete.  
  • Realizan por primera vez el evento de ciencia y tecnología ambiental 2022 donde los institutos públicos de investigación presentaron alternativas para enfrentar la crisis ambiental y climática. 
  • A través del servicio nacional de meteorología e hidrología del Perú (Senamhi) se implementó la plataforma hidrológica de información sistematizada e integrada, la cual registra los centros poblados que podrían verse afectados por las crecidas de los ríos.  
  • El instituto geofísico del Perú inaugura el 8 de agosto el observatorio vulcanológico del sur, (Sachaca – Arequipa), con una inversión de casi 19 millones de soles.  
  • OEFA, ha puesto en servicio la plataforma de visualización de los niveles de los contaminantes que se miden en tiempo real a nivel nacional a través de 29 estaciones de monitoreo. 
  • Dos redes de centros de innovación productiva y transferencia tecnológica (CITE) recibieron nuevas instalaciones. Se trata de Cite Agroindustrial Vraem (S/ 12,8 millones) y Cite Agroindustrial Ica (S/ 59,8 millones). 
  • Iniciaron operaciones cuatro nuevos centros de mejor atención al ciudadano (Centros MAC) en Cajamarca, Loreto, Huánuco y Moquegua, los que se sumaron a los siete que ya existían. Además, se han implementado cinco Mac Express en San Martín, Tacna, Tumbes, Huánuco y Lima. Mediante ellos la ciudadanía accederá a más de 40 trámites y servicios virtualizados de más de 17 entidades públicas. A la fecha hay un total de 71 Mac Express. 
  • Se está construyendo el padrón de productores agrarios, que crea la identidad digital de los productores y les permitirá contar con fertilizantes, información de precios, monitoreo satelital de sus parcelas, ingresar al sistema financiero y acceder a créditos de Agrobanco. La idea es digitalizar la agricultura familiar. 
  • Se presentó un proyecto de ley que establece pena efectiva para los delitos de hurto y receptación de equipos informáticos o tecnológicos de comunicaciones. Se incorpora que sea considerado como una agravante del hurto (no menor de 4 años ni mayor de 8) y se disminuye el valor del bien al 50% de una remuneración mínima vital.