Slider

Alan Turing: mucho más que 50 libras

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

El padre de la ciencia de la computación, precursor de la inteligencia artificial, especialista en criptoanálisis y vital colaborador en el fin de la Segunda Guerra Mundial, es conmemorado el día de hoy en Inglaterra con su imagen en un billete de 50 libras.

Un billete de 50 libras esterlinas basta para que cuatro personas cenen en un bar londinense. En Perú alcanza para una cena para dos. No es un sencillo, pero tampoco un lujo. Dicho billete también podría cubrir el costo de una consulta médica. Y desde hoy tiene la imagen de Alan Turing impresa.  

El honor de tener el rostro impreso en un billete se puede remitir al César, o a Miguel Grau. Es un lugar reservado para héroes, personajes notables o grandes revolucionarios. No refleja tanto el valor de la moneda, sino el reconocimiento a una labor destacada, aun cuando mientras vivía fuera desestimado. 

Hoy el Banco de Inglaterra ha conmemorado su 109 aniversario de nacimiento con la incorporación de su imagen en mérito a su aporte a su labor en el triunfo de la Segunda Guerra Mundial. Su equipo armó la máquina Enigma, la cual descifró el lenguaje secreto usado por los nazis, lo que permitió al ejército aliado armar estrategias que redujeran el tiempo del conflicto y garantizar su victoria sobre el eje.

Su aporte, empero, va mucho más allá de la guerra. Se trata del precursor de lo que hoy entendemos como Inteligencia Artificial (IA): una máquina que imita el razonamiento humano para resolver desafíos. El estableció la teoría de lo que hoy es una herramienta habitual de tecnología y una tendencia imperante en el tratamiento de la data corporativa.  

El matemático, pese a su notable aporte a la ciencia y al fin de la guerra, terminó sus días con una condena por ser homosexual. Dos años después de la sentencia condenatoria falleció a los 41 años de edad, despojado de todo rango y reconocimiento, y no fue hasta el 2013 que la Reina Isabel II anuló sus cargos con un Indulto Real, previa disculpa pública del primer ministro británico Gordon Brown. Mucho antes, desde 1966, sus colegas ya lo habían reivindicado poniendo su nombre a un reconocimiento equivalente al Nobel de la Informática: el Premio Turing

El padre de la ciencia de la computación fue un matemático, lógico, informático teórico, criptógrafo, filósofo, biólogo teórico, maratoniano y atleta (corredor). En el campo de la IA ideó una prueba que hasta ahora lleva su propio nombre – el “Test de Turing” – que se usa para verificar si una computadora es lo suficientemente hábil para hacerse pasar como un humano. Antes fue ese estudiante al que se le ocurrió que todo – cifras, letras, imágenes, sonidos – se convirtieran en unos y ceros para procesarlos de manera lógica o matemática y, siguiendo una receta o programa, se resuelvan desafíos. Era 1936. No hizo materialmente una PC, pero la esencia del código binario la imaginó él.   

eBIZ es una empresa de tecnología comprometida con la igualdad y el respeto, y donde todos sus colaboradores pueden vivir con orgullo, sin importar su identidad de género ni orientación sexual. A través de nuestra directriz de Igualdad y Equidad, las políticas de comunicación y sensibilización, el lenguaje inclusivo, hasta las acciones para reducir el sesgo en los procesos de contratación, hacemos esto posible. Por el mes del orgullo, además, se ha lanzado la campaña eQUALITY para compartir acciones específicas con las que ayudar a que en más especiaos este cambio por la igualdad sea posible.